«Voy a hacer un círculo al vicio que tengo de ti» de María Llarás

Lo que escribe María, le puede pasar a cualquiera, (amor y desamor) pero no todo el mundo lo puede escribir así: 

Nos faltan pedazos donde antes rebosaban ganas. 

Por comernos, nos comimos hasta las almas. 

Lo malo de amar, es que se acaba.

Ella, no es alguien que pasó el diario natural de cualquier adolescente a páginas de un ordenador. María tiene un fino erotismo cuando escribe y conjuga con una creatividad notable el desamor con su cuerpo. (Arsenio Rodríguez Quintana)